AUMENTO DE SENOS

El aumento de senos o mamoplastia es un procedimiento cosmético que tiene como finalidad aumentar el tamaño y mejorar la forma de los senos. Este consiste en la colocación de implantes mamarios de silicón o de solución salina. Existen muchas razones para someterse a una mamoplastia y tener senos más grandes es solo una de ellas. Por ejemplo, es uno de los procedimientos más efectivos para corregir asimetría en los senos. Así mismo, algunas mujeres se someten a la cirugía para restaurar el tamaño de sus senos posterior al embarazo y lactancia. Sin lugar a dudas, este procedimiento logra mejorar la seguridad y autoestima de las mujeres que buscan someterse a él.

 

Cada mamoplastia ofrece un resultado único y diferente. A lo largo de los años, se han desarrollado nuevas técnicas y tecnologías que permiten la toma de decisiones con respecto al tipo de cirugía que se lleva a cabo. Una de estas decisiones es el tipo de implante mamario a usar. En primer lugar, está el relleno del implante. Existen de solución salina, de gel de silicón y de gel de silicón cohesivo. Por otro lado está la forma: redondos y anatómicos. Los implantes mamarios redondos proveen de mayor volumen a la parte superior del seno y tienen la misma longitud que grosor. En cambio, con los implantes anatómicos o también llamados “en forma de gota de agua”, el cirujano puede elegir de manera independiente la longitud y el grosor y así tener más control en la forma final. Estas junto a otras opciones modificables como son el tamaño del implante y el tipo de incisión, permiten que cada mamoplastia sea personalizada y de esta manera los resultados se adecúen a tus necesidades y deseos.

HACER UNA CITA

¡Gracias por tu mensaje!