BRAQUIOPLASTIA

Tras una pérdida masiva de peso, como la que ocurre posterior a una cirugía bariátrica, es común observar regiones del cuerpo en los cuales se acumulan pliegues de piel flácida. Esto se debe a que durante mucho tiempo, a medida que la persona aumentaba de peso, la piel se iba estirando poco a poco. Sin embargo, al momento de la pérdida tan rápida de peso, la piel no posee el mismo nivel de elasticidad para volver a su lugar. Uno de los lugares donde ocurre, y que produce grandes inseguridades en los pacientes, es en los brazos. La braquioplastia es una cirugía del contorno de los brazos. Generalmente se hace en conjunto con otros procedimientos del mismo tipo, como la cruroplastia y torsoplastia. El cirujano hace una incisión en la cara interna o posterior del brazo con el fin de extraer el exceso de piel y grasa. Esto produce un contorno más liso, así como también mejora el tono muscular del brazo. En ocasiones, el cirujano también remueve tejido extra de un lado del pecho. Igualmente, se puede realizar una liposucción en el área para ayudar con el contorno.

 

La longitud y forma de la incisión depende de la cantidad y la ubicación del exceso de piel a ser removida,  así como del juicio del cirujano plástico. Generalmente están se realizan en la cara interna del brazo y se extiende desde la axila hasta el codo. En algunas ocasiones específicas, las incisiones son un poco más limitadas y los tejidos son reafirmados con suturas internas. Generalmente esta cirugía se realiza bajo anestesia general.

HACER UNA CITA

¡Gracias por tu mensaje!