GINECOMASTIA

La ginecomastia es una condición en la cual los hombres desarrollan un aumento en el tamaño de sus pechos. La mayoría de los casos no presentan una causa conocida, pero algunas enfermedades y medicamentos pueden provocarlo. Esta condición es relativamente frecuente y puede ser el origen de muchas inseguridades y baja autoestima en los hombres, que desearían poder quitarse la franela frente a otras personas sin tener miedo a ser observados y juzgados por su apariencia. A través de un procedimiento quirúrgico pueden lograrlo, pero antes de realizar una cirugía, el cirujano plástico debe descartar las causas médicas y farmacológicas de ginecomastia como son los problemas hepáticos, algunas anormalidades congénitas, medicamentos para la presión arterial, entre otros.

La mama está constituida por dos componentes: tejido glandular, el cual es firme y tejido graso, que es suave. En cada individuo la proporción del tejido varía y de esto depende el tipo de procedimiento que se debe realizar. Cuando, el tejido que predomina en la ginecomastia es el graso, se puede realizar una liposucción introduciendo una cánula a través de una incisión de 3 a 4 milímetros. Ahora bien, si la causa del aumento de la mama es debido a un exceso de tejido glandular, este debe ser retirado quirúrgicamente, realizando una incisión alrededor de las tetillas. La cirugía para tratar la ginecomastia dura aproximadamente 90 minutos y debe ser realizada bajo anestesia general.

Después de la cirugía, al igual que en cualquier otra es normal presentar cierta inflamación y hematomas en el pecho y puede ser difícil apreciar los resultados finales. Es recomendable el uso de alguna prenda elástica como una faja, de manera continua durante una o dos semanas, además de un reposo de aproximadamente 3 semanas. No es hasta las 6 semanas que el paciente puede volver a todas sus actividades normales.
 

HACER UNA CITA

¡Gracias por tu mensaje!