LEVANTAMIENTO DE SENOS

Los senos de una mujer pueden cambiar a lo largo de su vida, llegando a perder la forma y firmeza que tenían en la juventud. En primer lugar, los senos se hacen más suaves con la edad debido a que el tejido glandular es reemplazado por tejido graso. Así mismo la piel se hace menos firme. Generalmente, la caída de los senos significa una pérdida del tejido glandular de la parte superior de los mismos, así como la adopción de una forma más tubular y la migración hacia abajo del pezón y la areola. Igualmente, en ocasiones la areola también aumenta de tamaño. La edad no es el único factor involucrado en estos cambios, ya que otros como el efecto de la gravedad, el embarazo, la lactancia y las fluctuaciones de peso también influyen en este proceso. Para luchar contra el mismo, la cirugía de levantamiento de senos, también conocida como mastopexia, rejuvenece los senos que han perdido su forma y volumen, removiendo el exceso de piel y reafirmando el tejido circundante para darle mejor forma al seno. También, en caso de que la areola haya aumentado de tamaño, se puede reducir con la cirugía. La cirugía se realiza bajo anestesia general y puede tardar de 2 a 3 horas. La ubicación y el número de incisiones pueden variar de persona a persona, dependiendo del grado de caída, la laxitud de los tejidos, el tamaño de la areola y de la experiencia, preferencia y recomendación del cirujano. La técnica más común para el levantamiento de senos incluye una incisión vertical o una incisión alrededor de la areola. Cuando el grado de caída no es tan grande, pude ser corregido a través de un aumento de senos si además se desea aumentar el tamaño de los mismos. Sin embargo, cuando la caída de los senos es mayor, sí es necesario hacer incisiones más grandes para corregir el problema. El tiempo de recuperación varía de persona a persona.

HACER UNA CITA

¡Gracias por tu mensaje!